Compresor Industrial

A la hora de adquirir un compresor industrial debemos tener la información necesaria y conocer bien esta máquina, tanto sus usos como aplicaciones.

Los compresores industriales suponen una de las herramientas que mayor utilidad aportan en el mercado, sobre todo aquellos destinados a industrias grandes, en las cuales se usan para activar diferentes herramientas. Dentro de los compresores industriales existen diferentes tipos y dimensiones que hacen característicos a cada uno de estos.

Una de las principales variables en las que pueden clasificarse los diferentes tipos de compresores industriales son según su principio de funcionamiento básico. Se dividen en dos grandes grupos:

  • Los compresores de desplazamiento positivo: La principal función de este tipo de compresores es la disminución del aire en la cámara de compresión que hay en su interior. Con la disminución del aire en el interior de esta cámara se produce un incremento en la presión interna hasta llegar al valor de diseño previsto. Una vez llegado a este punto, el aire del interior es liberado del sistema.
  • Los compresores dinámicos: En este grupo, la función principal de este tipo de compresores consiste en la aceleración molecular. El aire es aspirado a través de la campana de entrada y una vez en su interior, se acelera hasta alcanzar grandes velocidades. En el segundo paso, el aire es descargado sobre los difusores, en los cuales la energía cinética del aire contenido, en este proceso, se transforma en presión estática. Entonces, es cuando se libera al sistema completo.

Estos grupos son capaces de trabajar en una o varias etapas según cuál sea la presión requerida en el aire comprimido resultante. En los compresores que tienen múltiples etapas, el aire al ser liberado pasa directamente a la segunda etapa, donde se repite el proceso. Durante el tiempo transcurrido entre etapa y etapa, se instala un aparato refrigerador el cuál disminuye la temperatura general del compresor, permitiendo así alcanzar valor requerido para la siguiente etapa.

 

Según el diseño del compresor se usan diferentes procesos de compresión, los cuales se dividen de la siguiente manera:

  • Cuando hablamos de Compresores de desplazamiento positivo encontramos dos subcategorías, las cuales son:

Compresor de pistón: El aire es aspirado hacia el interior de un cilindro por la acción de un pistón accionado por una biela y un cigüeñal. Este pistón, al hacer el movimiento inverso, comprime el aire del cilindro y lo libera a la red o a la siguiente etapa, después de haber logrado la presión requerida. Estos compresores de pistón tienen la posibilidad de ser lubricados, o por el contrario exentos de aceite. Estos últimos, su cámara de aspiración y compresión no tiene ningún tipo de contacto con la parte del lubricante que contiene el compresor, consiguiendo así trabajar en seco y evitando que el aire comprimido quede contaminado por los lubricantes del equipo.

  • Compresor de tornillo: Su tecnología tiene como base el desplazamiento del aire a través de las cámaras que se generan con un giro simultáneo y en sentido contrario de dos tipos diferentes de tornillos. De esta manera se aumenta la presión según se reduce el volumen en el interior de las cámaras. El aire desplazado tiene un movimiento lineal, desde el lado de aspiración hasta el lado de presión.

Dicha tecnología tiene un proceso de elaboración dividida en dos partes, compresores de tornillo lubricado y compresores de tornillo exento de aceite. En este último, se inyecta una cantidad controlada de aceite en los rotores, que lubrica y refrigera todo su conjunto. Este tipo de compresor industrial es el más utilizado en este sector, ya que su utilización permite una gran variedad de aplicaciones y que, además, los restos de aceite que quedan en la línea del aire comprimido no suponen ningún tipo de obstáculo para cualquiera de los procesos en los que se encuentre.

En cuanto a los compresores que no requieren aceite, tienen un diseño más complejo que los compresores anteriores, ya que no es posible introducir aceite en los rotores. En este tipo de compresor industrial se pretende suministrar aire que no esté contaminado por el aceite de lubricación. El nombre de estos compresores no hace referencia a la ausencia total de lubricante, sino que indican que entre los rotores no se inyecta ningún tipo de este líquido.

compresor-industrial-rotativos

Estos son algunos de los tipos de compresores industriales que hay dentro del grupo de compresores de desplazamiento positivo dinámicos:

  • Compresores centrífugos radiales: en estos equipos, el aire se introduce directamente en la zona central del rotor y está dirigido por la campana de aspiración. Gracias a la velocidad alcanzada por el rotor, el aire se dirige al difusor situado a su espalda y es guiada al cuerpo de impulsión.
  • Compresores centrífugos axiales: este tipo de compresores industriales son los menos comunes dentro de este sector y se diferencian del resto porque el aire de su interior circula de manera paralela al eje. En los estatores de los rotores el aire es acelerado, incrementando la presión en su interior para el disco siguiente. En la aspiración de algunos compresores se instalan álabes guía, los cuales permiten una orientación de la corriente del aire, para conseguir así, el ángulo adecuado.

Todos estos compresores industriales tienen numerosas aplicaciones en la industria, y también tienen la capacidad de adaptarse a diferentes normativas. Además, a estos equipos, se les puede añadir elementos adicionales los cuales aumentan aún más la cantidad de aplicaciones en la industria.

Entradas recientes

Leave a Comment