condesador refrigeración

Condensador refrigeración

Un condensador refrigeración, por lo general, se encarga de absorber el calor mediante un evaporador, que transforma ese aire en un fluido para después expulsarlo y ser capaz de enfriar una cámara o un recinto.

Estos cambios se producen mediante una presión y una temperatura determinadas, con el fin de absorber o ceder el calor mientras lo está transformando en aire frío. Para un buen funcionamiento del condensador es indispensable que el calor que se está absorbiendo para a posteriori ser convertido en otro estado, sean expulsados o disipados. Por eso, debemos de realizar una instalación óptima para que la máquina pueda ser capaz de realizar dicha función.

Según el tipo de disipación del condensador estaremos hablando de un tipo de condensador u otro. Existirán dos tipos de transparencias, de calor sensible o de calor latente, así que dependiendo de qué concepto usemos, hablaremos de un tipo o de otro.

Para que este tipo de maquinaria tenga un buen funcionamiento debe de disponer de agua y de aire, partiendo de esta base, podemos clasificar los condensadores en diferentes tipos:

Tipos de condensadores

Existen diferentes tipos de condensador refrigeración, según disponga de aire o de calor, estaremos hablando de un tipo o de otro:

  • Condensador por Aire: partiendo de la base que el aire es uno de los medios más baratos que existe ya que es gratuito, lo que significa que son económicos. Dichos condenadores no se utilizan en grandes superficies, ya que al no disponer de agua y disponer tan solo de aire hace que su trabajo sea mayor.

 

  • Condensadores de Aire Estáticos: se trata de un condensador refrigeración que se utiliza a nivel doméstico, con electrodomésticos como frigoríficos o congeladores, para así hacer que aumente el intercambio de calor dentro de éstos.

 

  • Condensador refrigeración estático de tubo y aletas: son condensadores que absorben el aire atmosférico, entran en contacto con los tubos del condensado y calienta las aletas haciendo que una corriente de aire muy pequeña deseche el calor. Existen dos tipos:

 

  • Tipo A: Se trata de un condensador tradicional, que se diferencia por la forma de sus tubos, unidos unos entre otros en forma de zig-zag, que contienen hilos que, a modo de aletas realicen un buen intercambio térmico.

 

  • Tipo B: hablamos de una mejora de estos tubos en forma de zig-zag. En este caso dichos tubos se encuentran situados en el interior de una placa de hierro de 0,4mm con ranuras. Su circulación es transcendental, para así mantener la correcta evacuación del calor. Esto hace que aumente el consumo de energía, ya que el compresor debe de estar en funcionamiento mucho más tiempo para poder refrigerar.

 

  • Condensador refrigeración de Aire Dinámico: funciona también mediante tubos de entre 10 y 16 mm, con aletas de aluminio. Estos condensadores se diferencian de los demás porque contienen varios ventiladores. Sus tubos pueden ser de cobre, o de acero si se trabaja con amoniaco. Cuanto mayor sean los tubos más calor absorberá.

 

  • Condensadores por Agua: en este caso, el funcionamiento es totalmente diferente, este tipo de condensadores contiene un doble tubo que funciona a contracorriente. Son dos tubos de diferente diámetro colocados concéntricamente, horizontalmente o verticalmente. El agua circula por cada uno de ellos en sentido contrario. Su consumo aumenta dependiendo de si es un condensador vertical u horizontal, en tal caso, el consumo de agua incrementa si se trata de uno vertical, a la vez que gasta más energía y por lo tanto cuesta más.

 

  • Condensadores Evaporatorios: consume alrededor de un 10% menos de agua que un condensador horizontal multitubular. Si el empleo de agua acarrea un gasto importante, se pueden usar este tipo de condensadores.

 

También se debe tener en cuenta el buen mantenimiento de los mismos. Una vez pasado el tiempo, los condensadores requieren de una supervisión. Por ello, las aletas deben de encontrarse limpias y se debe controlar la cantidad de aceite en las películas de los tubos. Si los condensadores se encuentran llenos de polvo, su capacidad se puede llegar a reducir en un 60%, aumentando la presión por encima de la media, todo esto hará que nuestra producción disminuya y que el gasto energético sea mayor.

 

Esperamos que este artículo haya sido de su interés. Para cualquier consulta acera de todo lo que envuelve al condensador refrigeración, no dude en llamarnos o enviarnos un email.

Entradas recientes

Leave a Comment