Tipos de aislante térmico para techos

Si hay algo que genera confort en un espacio es la sensación térmica que se vive en él y más si es importante para la labor que realizas dentro. No congelarse en invierno ni achicharrarse en verano es algo vital y tu techo juega un papel muy importante en esta cuestión pudiendo hacer que lo que almacenes bajo él se eche a perder o aguante a la perfección. ¿Sabías que un aislante térmico para techos puede salvar tu industria u hogar? En este articulo vamos a descubrirte todo lo que debes saber sobre los tipos de aislantes térmicos.

Tipos de aislante térmico para techos

Lo que verdaderamente caracteriza a un aislante térmico para techos es el material del que está compuesto. Todos los tipos de materiales dirigidos a la regulación térmica son efectivos, pero tienen particularidades que hacen unos más adecuados para unas aplicaciones que para otras. Vamos a exponerte los diversos tipos de materiales dirigidos a esta función:

Poliestireno expandido. Este producto es denso y debido a su baja conductividad térmica y a su finura es uno de los más usados para aislar hogares porque tiene una gran capacidad aislante y se requiere poco material. Suele comercializarse en forma de panel con diferentes extensiones y va más enfocado a cubiertas impermeabilizadas y tabiques interiores.

Poliestireno extruido. Es parecido al anterior, pero este puede mojarse perfectamente debido a su bajo poder de absorción. Además, soporta pesos sin deformarse y esto lo hace el elegido para la mayoría de obras en vivienda sobre todo para uso en fachadas, cubiertas, muros, etc.

Poliuretano. Puede que sea el material que más aislamiento térmico genera y puedes encontrarlo tanto en panel como en espuma. Su uso en espuma es el más extendido ya que es expansiva y además de rellenar espacios mejora notablemente el aislamiento.

Rollos reflexivos. Están compuestos por varias capas de burbujas de polietileno mezcladas con un estrecho laminado de aluminio. Su capacidad aislante es menor y está basada en la cámara de aire que generan, por ello está enfocado a zonas con temperaturas menos oscilantes y más suaves. Se emplea en techos, tabiques, soleras, etc.

Lana de roca. Este material proviene de minerales volcánicos mezclados con aglomerantes. Es ignifuga y se puede emplear en forma de manta, panel o rollo, pero también en fibras mezcladas con cemento. Se aplica en falsos techos, forjados, fachadas y más.

Lana de vidrio. Esta lana es similar a la de roca, pero proviene de la fusión de arenas, es aislante acústico y aguanta la humedad. Este material es aplicado en buhardillas, cubiertas, techos, tabiques, etc.

Estos materiales adquieren diversas formas que también hay que estudiar a la hora de decidir la mejor solución térmica. Hablamos de presentaciones que van desde placas y rollos, pasando por espumas y mantas hasta partículas o bolas.

Aislantes térmicos para techos con Paneles Térmicos

En Panales Térmicos y Acústicos Valencia S.L. conocemos la importancia y funcionalidad de los aislantes térmicos para techos, por ello ponemos a disposición del cliente las mejores soluciones. Nuestros 15 años de experiencia abalan nuestra profesionalidad y compromiso con el proyecto de cada usuario.

Aunque la mayor parte de la actividad va dirigida a la Industria agroalimentaria, por la importancia de mantener los productos perecederos, realizamos construcciones completas y tenemos venta al público con la que podrás obtener los mejores materiales para el aislante térmico para techos tanto de tu lugar de trabajo o casa.

Si aún no te has hecho con tu solución térmica no esperes más porque mejorar la calidad de tu producción o tu propia calidad de vida está en tu mano con el adecuado aislante térmico para techos. ¡No esperes más!

[Total:0    Promedio:0/5]
Entradas recientes

Leave a Comment